Plomo en Oro

Vooplayer, la navaja suiza del vídeo marketing

Vooplayer, es sin duda alguna la navaja suiza del video marketing. Es mucho más que un mero reproductor de video, como algunos podrían mal catalogarlo. Vooplayer es una herramienta a la cual vale la pena prestar atención en caso de haber elegido usar el video como medio de llegada a los potenciales clientes.

vooplayer marketing

Es bien sabido que el video es una poderosa herramienta de conexión con nuestro público pero es necesario disponer de manera paralela de mecanismos que permitan al usuario interactuar con lo visto o bien, canalizar sus intenciones de compra.

Vooplayer video marketing tiene una respuesta eficaz para cada una de estos desafíos. Una vez visto el video o en plena reproducción del mismo, Vooplayer es capaz de ponernos en contacto con links clickeables para ir a una X o Z dirección, es capaz de desplegar formularios de captura que invitan a dejar al espectador su dirección de correo electrónico (una dato extremadamente valioso para volver hacia los clientes que han mostrado cierto interés en nuestro producto aunque no lo compren) y puede incluso condicionar la reproducción de una parte del video al hecho de que la persona que está viendo el video tome una acción determinada (compartir el video en sus redes sociales para hacerlo viral, por ejemplo).

Todas estas herramientas son, sin embargo, apenas algunas de las varias otras que Vooplayer anuncia en su vasto repertorio.

Vooplayer, un programa de utilidades múltiples

Repasemos y expliquemos a continuación algunas de las principales funcionalidades que ofrece esta herramienta :

  1. El A/B testing. ¿Cuál de los dos videos que tienes vende más?  Vooplayer es capaz de elegir la respuesta correcta a través de un  sistema de A/B testing que permite probar de forma comparativa el rendimiento del video A contra el video B. Una vez elegido al ganador, puedes probarlo esta vez con un video C e ir perfeccionando así tu maquinaria de ventas hasta tener a tu servicio al vendedor estrella.
  2. Anuncios, links activos y formularios de captura.  Herramientas de gran utilidad especialmente si deseas insertar un video de venta digamos en facebook. Expones masivamente el video y tienes la posibilidad de, una vez visto, conducir a tus espectadores a tu página web, a la página web de un tercero (en caso de estar ligado al marketing de afiliados) o de desplegar en el mismo video un formulario interactivo que permita al espectador dejar sus datos (nombre e email) en caso de estar interesado por la oferta que le presentas.
  3. Retargeting. Imagina que un usuario ha visto tu video en facebook hasta el final pero no ha dejado sus datos. Salen de aquí dos presunciones: a) la persona estaba interesada en lo que vió y b) hay algo que la detuvo al momento de hacer la compra o a dejar sus datos y por lo tanto vale la pena exponerle a otros datos que intenten sobrepasar las últimas barreras que parecen quedar antes de convencerlo. Ese es el llamado retargeting (técnica de marketing digital cuyo objetivo es impactar a los usuarios que han interactuado o mostrado interés previo con una determinada marca)  y esa en una de las utilidades que Vooplayer tiene como parte de su repertorio.
  4. Reproducción de videos desde dropbox. Vooplayer se jacta de ser el único reproductor de video que permite utilizar al máximo las potencialidades de dropbox almacenando y reproduciendo videos desde esa plataforma de almacenamiento de archivos en la nube. Esto permite, de alguna manera, evitar las arbitrariedades de Youtube que pone anuncios en nuestros videos o la necesidad de pagar por almacenamiento de nuestros videos en plataformas que ofrecen manejar justamente nuestros videos con mayor libertad. Eso no quita que los videos que podemos configurar a través de Vooplayer puedan estar almacenados en YouTube, Vimeo, Amazon, Google Drive y otros.
  5. Estadísticas avanzadas. Además de datos habituales tales como el tiempo de reproducción o el número de reproducciones, Vooplayer incorpora los llamados “mapas de calor” que te permiten conocer el comportamiento que tienen los usuarios para con tus videos. ¿En qué momento aprietan pausa? ¿Donde adelantan o retroceden el video?  ¿En qué parte abandona el video la mayor parte de la gente? Todos estos datos nos permiten ya no hacer suposiciones en cuanto a la manera que los espectadores interactúan con nuestros videos sino más bien ajustes basados en estadísticas fiables.
  6. Videos de reproducción programada, es decir, vídeos que empiezan a correr automáticamente el día y la hora a la que han sido programados. Muy útiles a la hora de realizar webinars que no son en vivo pero que quieren dar la impresión de serlo o la posibilidad de repetir una webinar una cantidad infinita de veces en diferentes horas y días.
  7. Videos de reproducción condicionada. Un video que se reproduce hasta cierta parte y que se pausa automáticamente solicitando una acción de parte del espectador en caso de querer ver el resto del video, generalmente, compartir el link en sus redes sociales a fin de divulgar el video de manera masiva.

De suscripciones mensuales y de ofertas limitadas

Vooplayer, al igual que wistia, funciona como una plataforma de suscripción mensual (19 dólares al mes en el caso de Vooplayer y 25 en el caso de Wistia). No obstante, por tiempo limitado, Vooplayer lanza de cuando en cuando campañas masivas de venta de una “suscripción de por vida” a precios irrisorios: 47, 67 y 97 dólares, según sea la categoría elegida.  Si deseas revisar si la oferta está aún vigente revisa su página web: www.vooplayer.com

El artículo de hoy está basado en la investigación que hice antes de adquirir esta membresía pero, ahora que tengo acceso irestricto a este software, prometo realizar en las próximas semanas video reviews en los que exploraré su uso a fin de saber si este programa cumple lo que promete.  Mantente atento.

Si este artículo te ha gustado, por favor, compártelo en tus redes.

Deja un comentario

WhatsApp chat