Plomo en Oro

¿Necesito realmente una página web?

¿Necesito una página web? Mas que darte las razones por las cuales construir una web, en este artículo te hago evidente el porque NO deberías construir tu negocio en las redes sociales y porque una web es tu mejor alternativa. Existe una verdad oculta de la que no muchos quieren hablar. ¿Quieres conocerla? Pues sigue leyendo y prepárate a conocer el lado B de las redes sociales.

¿Necesito realmente una página web? Esta es una pregunta que escucho a menudo en charlas que he tenido con emprendedores que comienzan sus negocios. Las redes sociales están en todas partes y dejan pensar que el participar activamente en una o varias de ellas es una razón más que suficiente para dejar de lado la idea de elaborar una página web propia. “Un gosto innecesario”, como he oído decir por ahí.

En este artículo, sin embargo, exploro el tema más a fondo y te muestro porque las redes sociales son una apuesta arriesgada y porque la única alternativa viable y confiable a largo plazo es la elaboración de tu propia plataforma de trabajo. ¿Te animas a descubrir la cruda verdad? Pues vamos adelante.

Facebook y las leyes de la oferta y la demanda 

¿Necesito una página web? manos pujando en subasta
subasta de oferta y demanda
Que nadie se equivoque, Facebook es un negocio y como tal, su objetivo último, es ganar la mayor cantidad de dinero posible.
Cada vez más lejos están los tiempos en los que uno podía anunciarse gratuitamente y llegar a todos sus fans. Ahora, es necesario pagar para obtener más fans pero es necesario también pagar para que tu mensaje llegue a todos ellos. ¿Pagar dos veces? Si, lo has entendido bien y no hay derecho al pataleo, facebook es un negocio privado y son ellos los que hacen las reglas. Nuestros minúsculos emprendimientos son apenas invitados en esa casa y nuestras opciones son limitadas: o jugamos bajo sus reglas o nos vamos de su juego.


2- Músicos contra facebook

¿Necesito una página web? una guitarra en forma de metralleta
músicos en guerra contra facebook

Uno de las primeras alertas a este respecto fue la que dio el músico Christopher Murray, de la banda de metalcore Illuminate Me, quien publicó en febrero de 2015 una carta abierta en la web https://www.change.org/ pidiendo a facebook dejara de cobrar a la banda (y a todas las bandas y pequeños negocios que se encontraban en una situación similar) tarifas abusivas para comunicarse con sus fans.

La carta en inglés titulaba “We Want Facebook To Remove Having To Pay To Reach Fans And Followers” y la parte más significativa de su texto decía lo siguiente: “Facebook ha elevado, varias veces en los últimos años, sus tarifas a las bandas y pequeños negocios que se autopromueven en su red pidiendo pagas mayores por el solo hecho de llegar a un público que ya habíamos conseguido. Las cosas llegaron al punto de la avaricia y esto es injustificable. Bandas como nosotros pagan a Facebook una cantidad considerable por un aviso, sólo para que potenciales fans visiten nuestra página. Por si fuera poco, hay que pagar además ahora una suma muy grande para poder hablarle a nuestros fans ya suscritos. En conclusión, estamos pagando el doble por un servicio del que dependemos fuertemente y ello sin importar que todas esas personas hayan puesto voluntariamente su “Me Gusta” y quieran estar enterados de lo que pasa con la banda”.

La carta ha reunido más de 50,000 firmas de simpatizantes pero, demás está decir, que la política de facebook no solo se mantiene sino que se perfecciona. Después de todo “business is business” lo que en buen cristiano significa que el dinero está por encima de cualquier otro interés en esta tierra.

¿Será facebook la excepción?

No hace falta ser adivino para saber que el mismo modelo de negocios guía al resto de las redes sociales. Todas ellas abren sus puertas clamando gratuidad, consiguen captar en el tiempo un público masivo y cuando finalmente ese objetivo se ha logrado, empiezan a hacer funcionar la máquina de fabricar billetes.

En facebook, en este momento, ya no basta con haber dado un like a una página que nos interesa para poder acceder a las noticias que comparte, ahora existe un botón nuevo que es el de “follow” que implica una instancia adicional que se justifica solamente en el hecho de obtener más dinero por parte de los dueños del casino.

Pasa lo mismo con youtube donde, a diferencia de sus inicios, no basta con que la gente se suscriba a un canal para ver lo que comparte con sus suscriptores, sino que debe marcarse además una casilla adicional (el ícono del timbre) para que le lleguen las notificaciones correspondientes.

¿Necesito una página web? – La moraleja de este cuento

Tu presencia en las redes sociales puede ser una estrategia de llegada a tu público pero no puede ser la fundación de tu negocio.

Desde el punto de vista de un emprendedor, una red social es un espacio en el que puede publicitar su emprendimiento y puede ser muy efectiva si hace bien este trabajo, es decir, divulgando contenidos de valor para sus lectores y logrando un posicionamiento orgánico. Eso si, cuanto más éxito tenga la red en cuestión más duro será para el emprendedor llegar a la gente que inicialmente podía llegar sin pagar un céntimo. En resumen, el éxito de una red social puede ser la ruina del emprendedor quien deberá trabajar cada vez más duro y pagar cada vez más para llegar a sus seguidores.

De todas formas, no tiene caso ponerse a “llorar sobre la leche derramada”, pero considero importante tomar plena consciencia de la manera en la que funcionan estas plataformas y, decidirse finalmente, en función de ello, a construir nuestra marca en una plataforma propia, es decir, en nuestra propia página web desde donde deberemos hacer crecer en el tiempo una lista de suscriptores a los que podamos contactar de manera directa, sin intermediarios y sin tarifas abusivas de por medio.

Esto no significa que no podamos usar las redes sociales, en la medida en la que nos sean beneficiosas, para potenciar nuestro negocio, pero insisto en que no deja de ser una opción extremadamente ariegada el hacer de una red social la base misma de nuestro negocio.

Si quieres acceder a nuevos aspectos relativos a este mismo tema te invito a revisar mi artículo “Worpress Vs Facebook – ¿Montar negocio en casa ajena?“.

Haz tu parte

mano sosteniendo un anuncio
comparte en tus redes sociales

Te ha gustado el post ¿Necesito una página web? Si es así, creo que tomar consciencia sobre este asunto es responsabilidad de todos. Yo pienso haber aportado mi granito de arena escribiendo este post y te animo a hacer la tuya divulgando este contenido entre gente que creas que necesita afinar el rumbo que toma su emprendimiento.
 
Si te animas, puede divuldar este artículo en tus redes sociales presionando el botón correspondiente a tu red favorita aquí en la parte inferior. Gracias de entemano.

Deja un comentario