Plomo en Oro

10 consejos para hacer tu primera web

Sea que pienses hacer o encargar tu primera página web, no dejes de leer estos consejos que te abrirán los ojos sobre temas que son esenciales. Vamos adelante.

1- No uses plataformas gratuitas

Existen miles, desde wordpress.com hasta blogger.com. Todas te venden una promesa pero te dejan en el aire tiempo después. Te ofrecen la ilusión de poder estar en ciberespacio sin costo alguno y de manera sencilla pero lo cierto es que al muy poco tiempo te das cuenta que todo lo que has hecho en una plataforma gratuita ha sido una pérdida de tiempo. Desde allí no puedes seguir creciendo, no puedes instalar los plug-ins que te permiten captar clientes y vender. Tus alas son demasiado cortas como para continuar el vuelo y no hay más que volver a empezar. Muchos no lograrán ponerse de pie después de esta dura caída de estreno.

2- Aléjate de las plantas carnívoras

Son muy bellas pero acabarás siendo su comida. Hablo de plataformas como wix que te venden la posibilidad de hacer una web gratuita que no tiene nada de gratuita una vez que quieres conectarla a tu propio dominio. Al final, los costos serán más altos de lo que te sale comprar tu hosting y nombre de dominio y las ventajas no serán tan grandes. Ojalá esto te quede muy claro. La única plataforma aconsejada por los bloggers profesionales es wordpress.org dado que se trata de una plataforma que está en permanente evolución. Además, posee una amplia comunidad que trabaja y contribuye para su crecimiento y mejora permanente.

3- Reflexiona sobre lo que quieres y vuelve a reflexionar

No seas impulsivo. No caigas rendido ante la primera idea. Ya existen mucha víctimas del entusiasmo repentino que abandonan sus proyecto muy poco después. Piensa bien lo que quieres hacer y luego piénsalo otra vez. El modelo de ir arreglando la carga en el camino NO funciona y cuando funcioan deja muchas bajas. Ten primero muy claro tus objetivos:
¿Para que quieres tener una página web?
¿Qué quieres vender?
¿Qué servicio quieres promocionar?

A mayor claridad, mayor efectividad.

4- Elige tu tipografía, tu estilo y tus colores en función de tus objetivos y el público al que quieres llegar

Si comienzas un proyecto sabiendo qué ofrecer y a quién, será mucho más fácil elegir el look de tu web y el discurso que vayas a desarrollar allí a través de tus posts, tus cartas de venta y otros.

5. No te obsesiones con un logo

Esta bien ser detallista pero no dejes que los detalles posterguen tu proyecto. No es fácil dar con un logo de buenas a primeras y, en buena parte de los casos, elegir una tipografía elegante basta para salvar ese escollo y pasar primero a validar tu proyecto en la web.

6- No reinventes la rueda

Internet está plagado de ejemplos y de páginas web espectaculares. Explora todo lo que puedas y ve capturando en un archivo fotografías, paletas de colores, páginas ya hechas y todo tipo de elementos que te sirvan de referencia. Luego, no quedará más que acomodar aquello que encontraste al estilo que definas en función del público al que te diriges y a los objetivos que persigues.

7. No compres plantillas caras

No vale la pena. Existen plantillas magníficas y gratuitas. Mi favorita es GeneratePress. Tiene una versión de pago pero la versión gratuita funciona de maravilla y te permite llevar a cabo prácticamente cualquier tipo de proyecto web.

8. Invierte en un buen hosting

Imagina que vas a la guerra y debes comprarte un arma. Apuesto que no querrás ir con una pistola vieja y corroida en la que no puedes confiar. Un mal hosting es una pistola corroída. No sabes si funcionará cuando más la necesites. Yo me he paseado por varios y me he decidido finalmente a ponerme en las manos de webempresa, un hosting confiable que hace un respaldo automático de tu información cada cuatro horas y que tiene un servicio al cliente en español que es francamente excepcional (tiene más de 2000 testimonios que acreditan lo que digo). Si tu presupuesto es muy limitado pues no habrá más que tomar el servicio que esté a tu alcance pero, ni bien puedas, ponte al alero de un buen hosting que, al final, es la plataforma donde instalarás tu oficina virtual. Su costo es de 79 dólares al año pero puedes obtener un descuento significativo si sigues las instrucciones que de doy en mi página web:  SABER MÁS.

9. Ponte manos a la obra

Existe una enfermedad que común en el mundo del emprendimiento y se llama dificultad de ejecución. Por duda o inseguridad la gente suele quedarse pegada en la fase de la planificación (o procastinación) y no acaba de ponerse manos a la obra. El tener una página web que funcione precisa de una importante capacidad de implementación y de someter lo antes posible tus ideas a la realidad. Empieza a trabajar ya mismo tu primera versión que las mejoras las irás viendo en el tiempo. Crea algo simple y ve creciendo desde allí. No lo olvides: Una página buena y en el aire es mil veces mas valiosa que una página perfecta que no sale nunca de tu cabeza.

10. Invierte en un curso que te ahorre tiempo y dinero

En youtube encontrarás un montón de cursos gratuitos que te prometerán enseñarte a hacer una página web. ¿En quien confiar? ¿A quien seguir? ¿Es la información que obtengo valiosa? ¿Se halla actualizada? ¿Te enseñan a hacer una web del mejor modo posible? Mi humilde consejo es invertir en un tutor que te ayude a llegar a buen término sin dilaciones que te hagan perder tiempo y dinero. Busca, investiga, compara y decide. En mi plataforma educativa “Emprender desde un blog” encontrarás el curso creado por mi. Mira las lecciones gratuitas y decide si es un curso que podría ayudarte.

Se trata de un curso de precio muy módico y que, a diferencia de muchos otros, tiene un soprte permanente a través de mi grupo en facebook.

Palabras finales

A fin de profundizar sobre estas y otras reflexiones ligadas a la creación de una página web, he creado una “Guía para elaborar una página web que funcione“. Son diez páginas en las que encontrarás ideas, conceptos clave, ejemplos prácticos, consejos desde mi experiencia además de un listado de mis herramientas favoritas. Para acceder a esta guía, no tienes más que dejarme tus datos en el formulario a continuación y recibirás el documento en tu correo electrónico.

Un cordial saludo para ti y mis mejores deseos en la elaboración de tu primera página web.

Deja un comentario